Home
Carrito de compras
Capacitacion online
  Noticias
Donaciones
Historial de newsletters
Enviar información
Ver trabajos de usuarios
Salud Activa prensa
Mandá tu C.V.
Información de interés
Congresos y Jornadas
Registración



 
Niños perdidos
[Ver más]
 
Ingresá tus datos y recibí la mejor información a través de nuestro Newsletter. Gratis!
Nombre
Apellido
E-mail
 
 
 
Usuario no registrado Usuario   Contraseña    
 
 
 
 
 
29/03/2012
Hay que ser psicóloga y militante

Los chicos abusados casi nunca hablan de lo que les pasa, por una cuestión de temor o de represión del trauma. Por eso lo expresan fundamentalmente a través de los dibujos. Siempre se cree que el chico abusado va a dibujar figuras fálicas y no es así. Muchas veces son hermosos dibujos, coloridos, no obstante aparecen indicadores subyacentes la idea del libro es ayudar a agudizar el ojo para poder detectarlos”.

Así empezó la presentación del libro “Los dibujos en el abuso sexual infantil” de las psicólogas María Beatriz Müller y Maria Cecilia López, durante la reciente realización del III Congreso Internacional, IV Nacional, V Regional “Víctimas y Victimarios, un desafío para la interdisciplina”.

El tema del abuso sexual infantil sigue siendo tabú, y, según las especialistas, una situación que se tiende a invisibilizar: “La idea es visibilizar una situación que generalmente pasa desapercibida. Los chicos muchas veces manifiestan una situación de abuso sexual en sus dibujos y los docentes no tienen parámetros como para poder pensar en esto asegura la psicóloga María Beatriz Müller, presidenta de la Federación Latinoamericana contra las violencias y el abuso (FLACVA). No obstante, no hay que creer que se puede hacer una interpretación salvaje de un dibujo;la idea no es hacer una caza de brujas. Hay que ser cuidadosos y consultar con gente experta”.

“El objetivo del libro es poder compartir la experiencia de tantos años, en forma entendible para psicopedagogos y docentes que pueden encontrar allí indicadores de abuso”, manifiesta López, psicóloga especializada en Psicoanálisis de Niños en la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires.

 

El estereotipo y lo real

Se sabe que el porcentaje de abusos sexuales más alto siempre es intrafamiliar. El abuso es un proceso y como tal lo lleva adelante un sujeto conocido del niño, no es un asalto sexual como lo puede ser una violación en la calle. Como es siempre un proceso lleva tiempo concretarse, es alguien que el niño conoce, que se va ganando su confianza, puede ser desde el padre hasta el docente o el cura: “Siempre hay una relación de poder sobre el chico. Los padres debieran estar atentos a cualquier cambio abrupto de conducta de los chicos para sospechar de esta situación: un chico que era alegre se pone triste, un chico tranquilo se pone hiperquinético. El chico que había controlado los esfínteres y empieza de nuevo a hacerse pis o caca encima, o cualquier conducta sexualizada que empiecen a observar tales como la agresión sexual a otros niños, cuestiones masturbatorias compulsivas, lenguaje inapropiado, conocimientos sexuales no acordes a la edad, es un signo de alarma”, señala la especialista.

Según indica Müller, en Argentina no hay políticas ni preventivas ni asistenciales hacia las víctimas de abuso sexual. “Las políticas públicas son exiguas. El mayor problema es desde qué lugar pensamos a los niños, porque los seguimos pensando como objetos. La sociedad no ha podido considerar al niño como un sujeto de derecho, no para declamarlo sino para brindarle lo que necesita; l Estado tiene la obligación de dárselo”, y agrega: “Los profesionales argentinos no están capacitados la mayoría de las veces para abordar esta problemática. En la facultad no se ve el tema para nada, recién en alguna especialización, pero es por voluntad propia. No alcanza con ser psicólogo, hay que ser psicólogo y militante para trabajar con este problema, es una lucha despareja porque la sociedad tiende a tapar este tema, a invisibilizarlo. Se busca cualquier elemento para decir que la situación no existió”.

 

Denunciar y develar

el secreto: el primer paso

Para la psicóloga, la denuncia es reparadora. Y obligatoria, porque el abuso sexual es un delito. Las autoridades y también la familia tienen la obligación de denunciar el hecho. “La intervención de la justicia es reparadora cuando realmente se castiga al culpable. Hasta que no se llega al juicio oral y el chico no ve que su agresor es castigado no puede empezar a elaborar de verdad el problema y pensar en una vida más liberada del daño, aunque nunca termine de hacerlo”, sostiene Müller. 

Según explica la psicóloga, el problema del abuso es que generalmente como ocurre en edades tempranas, los chicos van entiendo lo que ocurrió a medida que van creciendo, motivo por el cual lo tienen que volver a elaborar. “Hay que hacer ajustes y altas transitorias, no se puede tener a un chico toda la vida en tratamiento, necesita vivir. Lo que se hace es llegar hasta un punto en donde se observa que ha podido superarlo y el mismo se encuentra pensando en otras cosas de su vida. Se le da un alta transitoria y cuanto entra en otra etapa y empieza a repensar lo sucedido con otras herramientas se hacen algunas sesiones de trabajo para que lo pueda incluir en su cadena asociativa. Un chico abusado tiene que poder seguir adelante con su vida y dejar atrás como un mal recuerdo el abuso, lo que sí queda es una secuela que debe ser ajustada a lo largo del crecimiento”. 

Muchos chicos recién pueden hablar de lo sucedido en la edad adulta, al respecto Müller subraya que no importa cuando ocurra, lo importante es que ocurra porque eso no se puede llevar toda la vida. “Develar el secreto es lo primero que alivia, ya sea a nivel judicial si se puede, y también a nivel familiar. Luego hay que pedir ayuda, se puede salir adelante, duele, pero se puede superar y tener un vida normal con la asistencia de un profesional. La persona que no lo habla sufre un montón de patologías y problemas que nos entiende, y que tienen que ver con el abuso no resuelto o no debidamente elaborado: fobias, ataques de pánico, bulimia, anorexia, depresión, problemas en las relaciones sexuales, anorgasmia”, refiere. 

Una tarea imperativa cuando ocurre este tipo de hechos, según Müller, es alejar totalmente al adulto abusador del chico abusado, lo cual puede ser difícil de lograr cuando el victimario es el padre. “Muchas veces los jueces cuando no hay pruebas en lo penal vinculan nuevamente al chico con el agresor volviéndolo a victimizar. Una persona que utiliza a su hijo como un objeto sexual no sirve como padre, no es el padre, lo mejor que puede ocurrir, una vez probado el delito, es hacer un juicio civil y sacarle la patria potestad. No hay vuelta atrás en esto”, concluye la psicóloga.

23 de Noviembre de 2011. 

 


 

Autora / fuente:
Diario Pregón, san salvador de Jujuy Link: http://www.pregon.com.ar/vernoticia.asp?id=112337
<<VOLVER
 
  Comentarios  
     
  Comentarios  
  Ingrese sus datos  
  Nombre  
  Email  
•Deje su comentario sobre la nota (máximo 200 caracteres)  
   
•Escriba el Código de Seguridad que aparece a continuación  
 
 
   
 
 
Cantidad de lecturas: 392
Otras notas
  Hay que ser psicóloga y militante  
    VI Congreso Internacional, VII Nacional, VIII Regional Violencia, Maltrato y Abuso
    Salud Activa mantiene abierta la convocatoria de profesionales interesados/as en formar parte del Programa Asistir de Formación Profesional Práctica.
    Curso Herramientas específicas para el trabajo terapéuticos con niños, niñas y adolescentes abusados sexualmente por adultos.
    Curso Los desafíos de este siglo: violencia de género, feminicidios y nuevas masculinidades
    Curso Operador especializado en niñez y adolescencia
    Curso Introducción teórica a la problemática de niños, niñas y adolescentes abusados sexualmente por adultos.
    Les desea Salud Activa
    V Congreso Internacional Violencia, Maltrato y Abuso. Compromiso profesional, interdisciplina e interinstitucionalidad, temas aún pendientes
    Presentación del Nuevo libro de Maria Beatriz Müller:
    Fallos cómplices con el abuso sexual en la infancia
Ver Todas las Noticias
     
   
     
  [+] Más información  
 
  espacios de imaginacion, desarrollos interactivos, creatividad, diseño diseño + comunicación