Home
Carrito de compras
Capacitacion online
  Noticias
Donaciones
Historial de newsletters
Enviar información
Ver trabajos de usuarios
Salud Activa prensa
Mandá tu C.V.
Información de interés
Congresos y Jornadas
Registración



 
Niños perdidos
[Ver más]
 
Ingresá tus datos y recibí la mejor información a través de nuestro Newsletter. Gratis!
Nombre
Apellido
E-mail
 
 
 
Usuario no registrado Usuario   Contraseña    
 
 
 
 
         
 
 
         
 
 
         
  HACERSE CARGO  
         
 

Con la misma severidad que exigimos a la justicia que trabaje cada vez que circula una denuncia sobre abuso sexual infantil, debemos hacernos cargo de que uno de los principales referentes académicos en la materia está hoy severamente comprometido judicialmente.
Portamos la misma sorpresa y pulsión de desmentida que se suele apoderar de los allegados a cualquier abusador. Pretendemos mágicamente que no sea cierto y el. “no puede ser” se apodera de nuestro raciocinio para pasar a imaginar innobles maniobras que hayan actuado de cebo para hacer caer en una trampa al colega que hoy está sospechado en actos de abuso y violación de menores.
No seremos nosotros sino la justicia quien determine el grado de relación entre esta persona y el delito, pero tampoco podemos hacernos los distraídos cuando los petardos nos estallan entre los pies.
Es un momento muy difícil para el colectivo, pero también es una invitación a profundizar el trabajo. Se impone una reflexión seria acerca de lo que pasó hasta aquí. Como hemos tocado intereses en estos años, la perversión intentará unificarnos en la defección.
Lo mejor que podemos hacer es un compromiso de mas trabajo, de mas investigación, de mas denuncia, de mas visibilización.
Siempre dijimos que el abuso sexual ocurre en todos los ámbitos, que es el mas transversal de los delitos, y sobre todo que un abusador tranquilamente puede ser el mas bondadoso, cálido y confiable de nuestros convivientes. Los recovecos de su psiquis se traducen en una personalidad insospechada de aquello que puede cometer. Hay que seguir avanzando en técnicas de detección pero hasta hoy todo indica que no hay forma cierta de establecer un perfil del abusador.
La sombra de la desconfianza pretenderá invalidar todo lo actuado por nosotros. Es momento de hacerse cargo y redoblar la apuesta. Los abusadores suelen parecer gente como uno. El respeto al otro nos hace diferentes.

Moderador del foro Electrónico Ética y Psicología

 

PUBLICADO EN LAS LISTAS                           

Con un poco mas de serenidad agrego algunas reflexiones. En unos días el tema Corsi irá borrándose de los medios y con el tiempo alguna que otra novedad sobre el proceso judicial aparecerán en recuadro pequeño, "para seguir informando". Primero quiero hacer una aclaración. No voy a ir a una convocatoria a profesionales que trabajan en la temática que se anuncia para hoy. No me convoca la consigna que dice que el caso "nos ensució a todos". Pero, para ser sincero, creo que tampoco me hubiera convocado una consigna mas pertinente. No es aún mi preocupación como despegarse del tema. Me preocupan mas las consecuencias en lo judicial sobre las víctimas que sobre los
colegas, aunque, y ya que estamos aclaremos. Los ataques fueron y seguirán siendo sobre los/as mismas personas que venían siendo atacadas. No correrán ningún riesgo nuevo quienes sigan utilizando el "ni" como una categoría diagnóstico- pericial. La gente, entendiendo por gente aquellos/as con quienes uno habla o a quienes escucha no han salido masivamente a descreernos y desmentirnos. Mas bien la pregunta que habita al común es : ¿como puede ser alguien tan metido en el tema?, ¿le habrá hecho mal lo que estaba haciendo?, y consideraciones sobre el estilo. Hay de las otras, pero no demasiado. Y también, por supuesto, un avance contra la "legalidad" de la homosexualidad. Sorprende mas que el común de la gente las increíbles andanzas verbales de algunas colegas que creyendo hacer leña del árbol caído
aprovechan la volteada para intentar cobrarse viejas cuentas pendientes. Son las abanderadas del ¿como no se dieron cuenta?, yo lo sabía!, discutí sobre el y no me escucharon. Claro, eso si. En las múltiples inserciones profesionales que tiene este colega no consta ninguna refutación legal o administrativa hecha por estas colegas, que es lo mínimo que se debe hacer si alguien supone que un abusador anda suelto. Silencios cómplices que le dicen. Aunque no les creo nada.
Los medios querían sangre y la tuvieron y aplacada esa sed el tema saldrá de agenda.
No tengo la menor duda que algunos medios masivos aprovecharon la volteada para emparentar a Corsi con Eva Giberti y el programa Las Víctimas contra las Violencias. No se si para perjudicarla a Eva y al programa o porque era el plato mas sangriento. Pero que ocurrió, ocurrió. Y lo siguieron diciendo aún luego de comprobar que ni tenía nada que ver con el programa, ni con el gobierno.
Decidí hablar en los medios y lo hice en muchos. fui de los pocos que pensó que había que salir y lo hice. Sin cautela. ¿Porque quienes desde el primer momento hablaban de Grassi como abusador ahora  pretenden que para hablar hay que esperar que la justicia se expida?
Huelo un cierto aire de defensa corporativa que no comparto. Puede ser que la Iglesia Católica sea el infierno. Lo que es seguro es que el campo psi no es el paraiso. Hace muchos años venimos denunciando complicidades, silencios y constructos teóricos justificantes desde nuestras disciplinas que terminan al servicio de garantizar el buen vivir de abusadores y violadores.
La utilización que pretendan hacer las instituciones del patriarcado con este tema es una cosa y ahí probablemente anide el backlash. Pero lo cierto es que estos hechos ocurrieron independientemente de la forma en que se lo quiera implementar contra quienes venimos denunciando e interviniendo en temas de abuso sexual infantil.
Hay victimarios y hay víctimas, una vez más, víctimas que comienzan el
calvario publico de lo que ya sufrieron en privado. Y no hay,
lamentablemente, corporaciones de víctimas que salgan a sostener su palabra.
Porque en un par de semanas este tema será anecdótico y cada quien sabrá la responsabilidad que le cabe según el asiento en el que elija sentarse.

 

 

 
 
 

 


Jorge Garaventa
<<VOLVER

 

 
OTRAS NOTAS
•ABUSO SEXUAL INFANTIL
•ABUSO INFANTIL: VÍCTIMAS Y VICTIMARIOS

•VIOLENCIA   FAMILIAR   EN LA PROVINCIA DE   BUENOS AIRES

•ENTREVISTA DEL DIARIO
PÁGINA 12 A EVA GIBERTI

•Las drogas ¿se despenalizan?
•1º Encuentro Patagónico de violencia familiar
•Trabajo infantil, infancia robada
•El rol moral de la escuela
• 126 chicos ingresan desnutridos a los hospitales
•Nena muerta, apuntan al padre
•Pornografía en internet
¿Cuchillo o palo?
Agrupación de Especialistas en Violencia Familiar Comunicación Comisión de Prensa
EL IMPOSTOR
Aclaración Pública Salud Activa
HACERSE CARGO
La solución de Suecia a la prostitución
Anticipo congreso violencia de Salta
 
 
 
 
     
   
     
  [+] Más información  
 
  espacios de imaginacion, desarrollos interactivos, creatividad, diseņo diseño + comunicación